• Pily Castillo

Cómo publiqué mi primer cuento

En 2013, mi amigo Andrés Beltanien me contó que había un certamen de escritura de cuentos escritos por adolescentes que estaba organizando la Municipalidad de Guatemala. Para mi sorpresa, faltaban unas semanas para que cerraran la entrega de los manuscritos.


Por unos días estuve pensando si realmente valía la pena escribir algo que quizá no ganaría nada. A pesar de todos esos pensamientos negativos, que, siendo realistas, todos tenemos más de alguna vez, en una noche escribí una historia disparatada basada en uno de mis sueños. Está claro que, conforme iba escribiendo el cuento le tuve que ir dando forma al agregar datos que tuve que investigar, alguno que otro detalle de mi vida y elementos de mi imaginación. Tengo que admitir que muchas de las lecturas que hacía mis 16 años influyeron mucho el estilo de mi cuento (como los libros de Victoria Holt). Todo fue tan repentíno que a la mañana siguiente guardé el archivo en un CD y lo envié a la oficina del certámen.


El fallo del certamen se dió a conocer de manera presencial así que me presenté a la premiación. Decidí que sería bueno ir, ya que además de la premiación iba a llevarse a cabo una feria del libro y a lo mejor me compraba alguno.

No tenía ni idea de lo que pasaría. Solamente mi hermano me acompañó ese día y esperamos a que comenzaran a nombrar del décimo al primero de los ganadores. De repente dijeron mi nombre como ganadora del quinto lugar a nivel municipal, lo que me sorprendió a mí y a mi hermano. Me paré a recibir el diploma honorífico, estaba muy nerviosa, pero el jurado me felicitó y me animó a seguir escribiendo. Parte del premio incluyó una mención honorífica de parte de la municipalidad y la publicación de mi cuento en la antología en que se reunieron los diez cuentos ganadores.


Recibiendo el diploma junto al jurado. 5.11.2013

Aunque parezca difícil de creer, por años me avergoncé de mostrar el cuento a mis amigos y familiares porque la redacción no llenaba mis expectativas actuales y además sentía que la trama era absurda; uno de los personajes de mi cuento estaba basado en un compañero de clase con el que jamás volví a hablar luego del bachillerato, sin mencionar que los editores del certámen hiceron algunos cambios en la redacción que no me gustaron.


Aunque no gané el primer lugar, hoy decidí compartirlo contigo, a pesar que no expresa mi prosa actual. Este cuento forma parte invaluable de mi inicio como escritora a los 16 años y por eso ahora lo guardo con cariño.


Quise relatarte esta experiencia para incentivarte a intentarlo. Si eres un aspirante a escritor y quieres publicar algo, esta siempre pendiente de cualquier certamen o concurso de escritura que encuentres en internet, la radio o centro de estudios. Los parámetros de los concursos te dan un panorama más amplio de lo que se espera de tí como escritor y eso te facilita aprender a delimitar la extensión de tu obra. Además, son evaluados por entidades conocidas y profesionales con amplia experiencia en la rama de la escritura, redacción y edición. La mayoría de estos concursos son beneficiosos porque te dan reconocimiento público como escritor y te permiten demostrar de lo que eres capaz.


¡Anímate a intentarlo!

Si quieres leer mi cuento, te dejo el PDF. Disfruta.

Nos vemos cuando seamos grandes
.pdf
Download PDF • 5.41MB

Portada original

  • Beltanien y Castillo
  • Andrés Beltanien
  • Pily Castillo