• Pily Castillo

El gusto por la caminata | Libro francés

El gusto por la caminata (Le goût de la marche) es un libro escrito en francés que encontré en mi viaje al Monte Saint-Michel, en una de las tiendas locales. Desde que leí el título me atrapó completamente.

Portada del libro

Este es un conjunto de textos compilado por Jacques Barozzi, sobre diferentes autores, que encontraron la caminata como fuente de inspiración; ellos comparten sus conceptos y lo aplican en diferentes ambientes. Más que una forma de trasportarse o de hacer ejercicio, la caminata puede llegar a convertirse en ese momento de meditación en medio de la naturaleza y de conexión la creación que tenemos alrededor.


El libro se divide en tres partes:

  • El caminante de ciudades (Le marcheur des villes)

  • El caminante de campo (Le marcheur des champs)

  • El caminante de largas distancias (Le marcheur au long cours)

Cada una muestra cómo la caminata es una de las mejores formas de comprender el mundo y la vitalidad humana. Te comparto algunos fragmentos.


1. La caminata considerada como una de las bellas artes

Este texto escrito por Karl Gottlob Schelle, nos muestra que la caminata es un enlace entre la actividad intelectual y la corporal. Es decir, no es un momento para meditar, sino que es la observación obligada de la naturaleza, algo que no podemos evitar notar y admirar.

"Cualquier persona que puede sentir admiración por un bosque, un jardín, es una persona que tiene cierto nivel de cultura."

2. Árboles en el bosque

Según Julien Gracq, el gusto por la caminata se duplica con el gusto por los árboles. Cada árbol tiene una fisionomía diferente, severa o amigable. Transmite un sentimiento repentino al ver el espacio abierto entre ellos que de una forma u otra crean una simetría en el bosque.

"Caminar entre el bosque es de esas actividades que nos transporta a un mundo encantado y onírico de la infancia; un universo familiar y a la vez aterrador, dónde uno se puede perder. "

3. ¿Por qué caminamos?

Esta pregunta la responde Bruce Chatwin, un conocido viajero que pasó veinte años recorriendo el mundo. Él cita lo que dice el matemático Pascal: que el hombre no tiene la capacidad de quedarse quieto en un mismo lugar y que eso es lo que nos mueve a ir a caminar a la orilla del mar, mudarnos a otra ciudad, entre otros.

"El entretenimiento nos mueve, nos motiva a descubrir y conocer cosas diferentes."


Este libro expresa esa simpleza de la caminata, cómo es la forma de movilizarnos que existe desde el inicio de la humanidad y que seguirá existiendo. Al terminarlo, recordé el poema de Antonio Machado, donde dice:

"[...]Al andar se hace camino, y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante, no hay camino, sino estelas en la mar. "
Yo, en el volcán de Acatenango, Guatemala (09.05.2021)

Sin duda, caminar, escalar volcanes o montañas es una de las actividades al aire libre que más disfruto...


SOBRE MÍ

Pily Castillo

@thebestofisela


Soy amante de los libros clásicos y la lingüística. Actualmente estoy culminando una licenciatura en Lingüística en la Universidad de San Carlos de Guatemala. Soy una viajera a la que le fascina investigar datos curiosos sobre la historia universal y los cambios lingüísticos de los idiomas.


Dato curioso: Subí mi primera cumbre a los 18 años. No era una actividad que hiciera desde la infancia.