Matilda: Un libro para subir de categoría | Lectura Infantil

Matilda es uno de los emblemas literarios de la literatura infantil del Siglo XX, escrita por el británico Roald Dahl y una obra mayormente conocida por su adaptación cinematográfica de 1996, protagonizada por Mara Wilson.


¿De qué va la novela?

Matilda es una niña de lo más maravillosa: aprendió a leer a los tres años, es muy paciente, sensible, inteligente, culta y se la pasa entretenida leyendo. Sin embargo, sus padres, unos desagradables desatendidos y estafadores, la ven como una niña insoportable por el simple hecho de que no son como ellos quieren.

Matilda comienza a asistir a la escuela, donde conoce a la terrible Señorita Trunchbull, la directora, una mujer que fue campeona olímpica de martillo y que se deleita en maltratar niños. Por otro lado, también conoce a la Sta. Honey, su dulce maestra y al parecer el único adulto, además de la bibliotecaria, que parece notar sus cualidades.

Lo maravilloso de la historia, es cuando Matilda descubre que su adelantada mente la ha dotado de un curioso y único poder, un arma útil que usará a su favor para defenderse de los adultos y ayudar a otros niños.



¿Por qué es un libro que ayuda a los niños de 6 a 8 años a subir de categoría de lectura?


  • El libro es más largo que aquellos que están catalogados como primeras lecturas. Tiene 245 páginas para ser exactos, en la edición de Alfaguara. La ventaja es que está ilustrado, así que el pequeño lector puede devorarlo sin problema y luego sentirse realizado por haber leído una historia superior a las doscientas páginas.


  • Presenta contexto familiar duro y crudo, como los padres ausentes y abusadores. El autor usa la sátira y la exageración para plasmar este tema, pero el niño puede comenzar a abrir su mente ante este tipo de situaciones.


  • Hay un contraste muy marcado entre los adultos egoístas que creen tener la razón por el simple hecho de ser mayores, como los padres de Matilda y la Sta. Trunchbull, y los adultos comprensivos, como la Sta. Honey, quien no duda de Matilda y no la subestima en lo absoluto. El niño entiende que siempre habrá una persona mayor que esté dispuesto a comprenderlo, y otras que, lastimosamente, no.


  • Hay una parte en específico donde se explica que Matilda se siente incomprendida y sola. Cualquier niño que esté pasando por un sentimiento de soledad similar, puede sentirse identificado y comprender que ese tipo de emociones son parte de la vida.


  • La Sta. Honey explica que su tía, la Sta. Trunchbull abusó de ella con golpes y amenazas cuando era pequeña, razón por la que es una mujer temerosa. Aquello le da una idea al niño de que muchas veces, los adultos se comportan debido a las situaciones que vivieron, lo que les brinda un nuevo punto de vista empático sobre ellos.


  • Hacia el final del libro, los padres de Matilda se van del país y la Sta. Honey la adopta. Luego se menciona que ambas fueron muy felices por primera vez en su vida. El niño aprende que no siempre se recibe el amor de los padres, pero sí de otras personas que muestran interés en ti. Además, por muy dura que sea la situación que esté pasando, habrá un punto donde todo mejorará.



Quiero acabar diciendo, que estas razones no hacen del libro un título inapropiado para el niño, es todo lo contrario, porque se plasma con empatía, con humor y con un tinte de fantasía una historia dura pero con un final feliz.


Si quieres convencerte de lo divertida que es, puedes ver la película.



SOBRE MÍ


Andrés Beltanien

@andresbeltanien

Me encanta leer fantasía, chick lit, middle grade, suspenso y motivacionales cristianos. En mis tiempos libres escribo y hago repostería. Actualmente trabajo como distribuidor independiente de Herbalife Nutrition desde hace ocho años.

Dato curioso: Tengo tres ediciones distintas de Matilda.