top of page

Todos los trabajos son de VENTAS | 6 Lecciones que deja el libro

Si eres de los que opina que las ventas no es lo suyo, este libro es para ti. Todos los trabajos son de ventas enseña que no importa el título que tenga tu trabajo (médico, abogado, escritor, electricista, etc.) también vendes y lo que es más, tienes que vender.


¿Para qué te puede servir?

Para...

... pedir un aumento.

... pedir un asenso.

... pedir que te refiera un cliente.

... obtener un mejor cuarto de hotel.

... tener un mejor turno mejor.

... pedir tiempo libre.

... pedir una oficina más grande


Ya sea que vendas a tu cliente de que contrate tus servicios, vendes a tu colega la idea que te cambie el turno, vendes a tu jefe que te mereces ese aumento y vendes... vendes aunque no lo hagas de forma intensional.

Cindy McGovern, la autora del libro Todos los trabajos son de ventas, también es conocida como la Primera dama de las ventas, se dedica a compartir sus métodos de ventas a personas que no trabajan específicamente como vendedores y potencializa esas habilidades que te llevan a conseguir lo que quieres.

Cindy McGovern

En este artículo te comparto algunas lecciones que me dejó su libro y que considero te pueden ayudar a ti a que también consigas lo que quieres de una forma más consciente.


1. Siempre pedir lo que quieres

Desde las palabras de Cindy, si nunca pides lo que quieres, hay menos probabilidades de que lo consigas, mientras que si lo pides puede haber una oportunidad para que lo logres. Si no te atreves a preguntar, lo más probable es que no lo obtengas. En el peor de los escenarios te pueden decir que no, pero a partir de esa negativa puedes esforzarte por lograr una buena negociación.

Cuando me contrataron en la empresa que trabajo actualmente, habían ofrecido trabajar desde casa. Cuando comenzamos la capacitación, nos dijeron que tenía que llegar a la oficina dos semanas al mes y me pareció inaceptable. Puse en práctica el consejo de Cindy y pedí lo que merecía. Llegamos al acuerdo de que llegara a la oficina un día al mes, que no era lo que quería en un inicio, pero era mejor que la oferta inicial y se logró gracias a que pedí lo que quería.


2. Cuando termines un negocio o un proyecto con un colega, pídele que te recomiende con sus contactos

Según Cindy, lo haces no con el afán de crearles un tipo de presión, pero puede ser que ni a ellos se les haya ocurrido recomendarte. Si se lo pides de forma directa, ellos lo tendrán en mente y cuando vean la oportunidad te pueden recomendar a sus contactos.


Fue algo que me gustó mucho porque también es una forma de que ellos te vuelvan a contactar para otro proyecto y dejas las puertas abiertas a que más personas te conozcan.


3. No dejar nada a la casualidad

Cindy recomienda siempre planificar antes de hacer una venta o de pedir eso que tanto quieres. Considera todas las opciones que hagan que la otra persona te diga "Sí" o las circunstancias que puedan causar un "No" y prepara una respuesta para cada una para que te acerque a ese "Sí" que tanto esperas.



4. Genera confianza en las personas

Es algo a lo que Cindy y otros en la industria le llaman "crear tu marca personal", es decir, la forma en la que las demás personas te observan y el concepto que tienen de ti. Al tener una buena marca personal es mucho más fácil llegar a conectar con las personas y transmitirles el mensaje que no eres una persona estafadora que solo quiere aprovecharse de sus necesidades o de su dinero para que tú logres lo que quieres.

Se trata de empatizar con las personas a las que les vas a pedir algo, es escuchar lo que tienen que decir y prestar atención a los detalles e interesarte genuinamente en lo que te quieren comunicar. Y luego, ofrecerles algo que sabes que les va a servir y que no planeas dar algo que no necesitan o que no sea lo que pidieron.



5. Vender es ayudar

Vender tiene que ser un ganar-ganar para las dos partes. Tú das algo que a la otra persona le va a servir para que esta persona te dé algo a cambio que te va a servir. Vender no es estafar u hostigar hasta que logres una venta, sino que es ayudar a la otra persona a que logre un propósito con el servicio o el producto que le estás ofreciendo.


"Si piensas en las ventas como una manera de ayudar, no te comportarás como esos espeluznantes vendedores que te hincan el diente, mienten o presionan para que gastes el dinero que no tienes."

6. Ser agradecido

Este es un paso que me pareció el más lindo de todo el libro y es lo que hizo que de verdad me identificara la filosofía de ventas que tiene Cindy McGovern, porque le agrega ese toque humano a las ventas, de forma que anima a que si se hizo un negocio o una venta exitosa, agradécele a esa persona con acciones. Regala una carta, manda un mensaje, recomiéndala en redes sociales o escribe una reseña en algún sitio de internet.



Es un libro que me ha encantado por varias razones, entre ellas es de que Cindy (la autora del libro) es una persona extremadamente humanitaria y determinada para conseguir lo que quiere y te muestra como hacerlo de forma gentil y amable. Al leer los consejos de Cindy, me ayudó a potencializar esas habilidades de ventas que no sabía que tenía y a que ahora lo haga de forma consciente y de forma bien dirigida. Si tienes la oportunidad de leer el libro, espero te sea de utilidad y me encantaría leer tu opinión.


SOBRE MÍ

Pily Castillo


Soy una viajera empedernida a la que le fascina investigar datos curiosos sobre la historia universal y de los cambios lingüísticos de los idiomas, así como de los lugares que he visitado. Estuve viviendo en Francia por unos meses y eso me motivó a seguir investigando más sobre este idioma y la traducción en el mismo.

Dato curioso: Tengo una fascinación por probar cosas nuevas y nuevas experiencias.



コメント


bottom of page