• Pily Castillo

Lo que debes saber antes, durante y después de estudiar Traducción e Interpretación

Muchas personas me han preguntado si esta carrera profesional es aconsejable. Por lo tanto, decidí hacer este artículo para las personas que aún siguen dudando en estudiarla o si ya la iniciaste.

Antes...


1. Aunque el nombre de la profesión lo dice, las personas siempre te preguntarán qué es lo que hace un traductor o un intérprete, ya que es un trabajo no muy conocido.


2. Sí, a pesar de que en su base la traducción y la interpretación se parecen, son dos trabajos diferentes con distintas competencias. Un buen traductor no siempre será un buen intérprete y viceversa.


3. No es una carrera para aprender un idioma. Se espera que al iniciarla ya sepas y conozcas el segundo idioma.


4. Ser bilingüe no te hace automáticamente hábil para la interpretación. Existen muchas otras competencias que tienes que desarrollar.


5. En algunos países, trabajar como traductor no siempre es bien remunerado.


Durante...


6. Acostúmbrate a escuchar comentarios sobre que los traductores automáticos como el Google Translate hacen tu trabajo (claramente no es así).

7. Es una carrera de constantes cambios y constante aprendizaje, sin embargo, hay foros y grupos de traductores excelentes donde puedes compartir conocimientos y resolver dudas.


8. Nunca volverás a leer un libro de la misma manera, siempre estarás atento a los errores de traducción (lamentablemente hay muchos libros que los tienen).


9. Tu familia y amigos creerá que eres un diccionario bilingüe andante y te preguntarán cómo se dicen palabras o frases en otro idioma.


10. Te apasionará conocer la historia de la traducción.


11. Conoces nuevas culturas y aprendes a ver la vida desde otro punto de vista.


12. Serás ambicioso y te surgirá el deseo de seguir aprendiendo idiomas; eso eleva tu valor en el mercado laboral.



Después...


13. Como en todo trabajo independiente, siempre lleva tiempo hacer tu cartera de clientes, pero no es imposible.


14. Al comienzo, probablemente empieces a trabajar como profesor de idiomas, y no tienes que sentirte mal; te permite ganar dinero, mientras sigues ampliando tu cartera de clientes.



15. Es difícil encontrar personas que sepan la diferencia entre traducción e Interpretación.


16. Existen varias ramas de trabajo en las que te puedes especializar, por ejemplo:


  • traducción jurada: traducción de documentos legales o para uso legal.

  • traducción técnica: traducción de documentos científicos o de naturaleza tecnológica.

  • traducción literaria: traducción de obras literarias, entre otras.


17. Ves el lenguaje de una forma totalmente diferente, ya que estás pensando en la gramática y la sintaxis la mayoría del tiempo.


18. Tendrás que controlar la tendencia a corregir la gramática y la manera de hablar de las personas (es un impulso que no a todas las personas les agrada).



19. Tienes que ser bastante humilde, porque un traductor siempre sigue aprendiendo. Eso te permitirá ser un mejor profesional.


20. Como en todas las carreras, existe bastante competencia laboral, pero no hay nada de que preocuparse si te concentras en ofrecer el mejor trabajo posible.



Estoy segura de que hay muchísimos otros aspectos que irás descubriendo a lo largo de la carrera. Personalmente, me apasiona mucho la traducción literaria y considero que aplica para todos los traductores lo que expresó el escritor José Saramago:


“Los escritores hacen la literatura nacional y los traductores hacen la literatura universal”.

SOBRE MÍ


Pily Castillo

@thebestofisela


Soy una viajera empedernida a la que le fascina investigar datos curiosos sobre la historia universal y de los cambios lingüísticos de los idiomas, así como de los lugares que he visitado. Actualmente, resido en Francia como asistente de idioma español.


Dato curioso: El mes pasado me gradué como Técnico en traducción y correspondencia internacional.