• Pily Castillo

¿Quién te llorará cuando mueras? | Reto literario

Actualizado: ago 29

Esta semana junto con Andrés Beltanien hicimos un reto de leer un libro de un género literario que no sea de nuestro agrado. En mi caso, siempre he sido escéptica a los libros motivacionales, en especial porque nunca he creído que sean tan necesarios. A mi criterio, pienso que los motivacionales intentan llenar una parte de tu vida que no tienes o que no estás haciendo bien, por eso nunca me llamaron la atención.


Por lo tanto, mi reto literario fue leer un libro motivacional ¿Quién te llorará cuando mueras? (publicado anteriormente como: Lecciones sobre la vida del monje que vendió su Ferrari), escrito por Robin S. Sharma, el gurú de liderazgo más conocido por su libro El monje que vendió su Ferrari, y otros.


Este libro surge como inspiración a todas las respuestas que Sharma recibió de sus lectores, muchos de ellos agradeciéndole sus excelentes consejos para la vida cotidiana. Él enlista 101 lecciones que podemos poner en práctica y que harán de la vida algo más agradable.


Para mi sorpresa, fueron varias las que me parecieron muy útiles y con las que pude sentirme identificada. Aquí te muestro al menos cinco que más me gustaron y quiero comenzar a poner en práctica.


Lección #1: Encuentra tu vocación


Esta lección resultó muy interesante para mí porque por un tiempo en mi vida pensé que no estaba trabajando en lo que era mi vocación, así que creí que era muy 'fácil' aconsejar pero difícil de poner en práctica. En cambio, Sharma explica que al encontrar nuestra vocación quiere decir encontrar esos talentos que tenemos, esas áreas en las que nos sentimos particularmente hábiles y explotarlos en cualquier trabajo que estemos ejerciendo. No precisamente significa que tengamos que renunciar a ese trabajo que nos proporciona un medio de vida, sino que es concentrarnos en lo que hacemos mejor y hacerlo relucir en el trabajo.


En mi caso, me apasiona leer, enseñar y la lingüística. No obstante, terminé trabajando por un año en un centro de llamadas de soporte técnico en el que me sentí fuera de lugar ya que no tenía nada relacionado a mis estudios superiores. Para mi sorpresa, ya estando ahí me di cuenta de que igualmente podría postularme para puestos de mentor o de preparador para los empleados de nuevo ingreso. Fue una oportunidad que aproveché para sacar mis talentos y hacer brillar eso en lo que soy buena.




Lección #19: Ve tus problemas como bendiciones


Sí, este consejo en particular llamó mi atención porque cuando estamos en medio de los problemas, lo último en lo que pensamos es que son para nuestro beneficio. Sin embargo, en esta lección encontré un punto de vista diferente. Sharma explica que las circunstancias más duras de nuestra vida son las que más lecciones nos dejan, son los mejores maestros. Es en esos momentos en los que descubrimos en realidad quien somos y son los que forjan nuestro carácter.


En mi último año de la universidad mis amigas ganaron todos sus cursos, aunque pensé que había puesto mi mayor esfuerzo, reprobé un curso. En aquel momento, me sentí avergonzada y derrotada. Días después, me determiné a no a dejar que algo similar pasara de nuevo, y mi experiencia académica cambió por completo. Ahora es una de mis mayores lecciones de vida.


Lección #22: Asume más riesgos


"No se descubren nuevas tierras sin consentir en perder de vista la orilla durante mucho tiempo". -André Gide

Se refiere a que hay que hacerse un maestro en lo que nos da miedo, aunque eso represente incertidumbre, miedos y riesgos. Como resultado, ampliaremos nuestras experiencias y nos mantendremos permanentemente inspirados para seguir haciendo cosas nuevas y crecer de forma intelectual y físicamente.


Desde hace varios años siempre quise vivir la experiencia de residir en el extranjero. Siempre representó un temor, debido a que me enfrentaría a otra cultura, otro idioma y claro, siempre está la inquietud de mi seguridad. Sin embargo, hace unos meses tomé la oportunidad única que representa ese cambio que siempre había buscado y en unas semanas podré vivirlo.



Lección #42: Busca el sentido profundo a tu trabajo


Aunque pensemos que un trabajo solo está para conseguir un ingreso y pagar las facturas, lo ideal es tener un trabajo que le dé sentido a nuestros días. Es decir que, sin importar lo sencillo o no tan bien pagado que sea nuestro trabajo, es importante encontrar cuál es el beneficio que aporta a la empresa, a mis compañeros de trabajo, a la comunidad o al planeta.

Concentrarse en el valor que tiene nuestro trabajo, hará que lo veamos con más importancia y eso nos motivará a ser mejores empleados y nos dará los ánimos para levantarnos todos los días con un pequeño cambio de mentalidad.


Lección #64: Deja de quejarte y comienza a vivir

"La gente que progresa en esta vida es la gente que se levanta y busca las circunstancias que quiere, y si no las puede encontrar, las fabrica". - George Bernard Shaw

Es increíble la cantidad de veces en las que culpamos a otras personas de nuestros problemas y tengamos paradigmas como:

  • No tengo el tiempo suficiente para hacer ejercicio por culpa del trabajo.

  • No puedo conseguir el trabajo de mis sueños porque no tengo los contactos necesarios.

  • No me gusta mi profesión porque mis padres me obligaron a estudiar algo que no me gusta.


Robin S. Sharma dice:

"Deja de culpar a tus padres, o a la economía, o a tu jefe y asume toda la responsabilidad por las circunstancias en las que te hallas. Ese será el primer paso para llegar a ver de una manera totalmente nueva tu vida".

Cuando era adolescente, siempre creí que fue culpa de mis papás que yo no supiera francés, porque me sacaron de la Academia de idiomas cuando era niña. Con los años, reflexioné en que no puedo cambiar lo que pasó, pero tomé responsabilidad de mis acciones y ahora como adulta que trabajo, me pude pagar mis clases de francés.


Sin duda, creo que es un buen libro con consejos prácticos para la vida diaria. No fue para nada desagradable como siempre lo imaginé, aunque de igual forma pienso que hay que saber elegir los libros del género motivacional para que no los encuentres desatinados (esos que no aplican a tus circunstancias).


SOBRE MÍ

Pily Castillo

@thebestofisela


Soy una lectora empedernida desde los 15 años de edad y cinéfila desde siempre. Me agrada ver las situaciones desde un punto de vista diferente al de los demás y me encantan los retos intelectuales que le dan los libros.

Dato curioso: Mi rechazo a los motivacionales inició desde que leí a Carlos Cuauhtémoc Sánchez en el colegio.