• Pily Castillo

Reseña y Análisis del libro El túnel

Actualizado: 24 de jun de 2020

Este es uno de los libros que al releerlo siempre se encuentra una nueva interpretación. Escribir esta reseña fue un gran deleite, me esmeré encarecidamente por presentarles mi análisis literario en tres aspectos:


1. El protagonista

2. La trama

3. Los temas que para mí se presentan en la obra.


Existen cientos de reseñas, análisis, descripciones, entre otros, de este libro. Específicamente porque es un libro que pertenece al cánon literario, es polémico, picante y lleno de interpretaciones.


La obra cuenta con bastantes personajes de los cuales se puede hacer un análisis introspectivo. Sin embargo, decidí enfocarme en el protagonista:


Juan Pablo Castel es un pintor destacado, de origen argentino, un antipático de primera, odia a los críticos de arte (incluso si le dan buenas críticas sobre su trabajo), las conglomeraciones, las generalidades, la imprecisión, la humanidad (él mismo incluido), y es un hombre, sobre todo, solitario.

Juan Pablo se presenta como un personaje complejo que se jacta con aires de superioridad sobre el resto de la humanidad, tiene desprecio a los hombres, junto con todas sus malas cualidades. Sin embargo, él mismo profesa algunas de esas cualidades que tanto repelen, la que más destaca es la soledad. Como él mismo dice en una oportunidad: es un hombre de “herniosos sentimientos y sombrías ideas”.



Trama


El relato inicia con una tragedia, y consecutivamente se narran los eventos que llevan a este acto letal. El autor se remonta al pasado contando cuando Juan Pablo ve a mujer en una exposición de arte. Se reencuentran meses después en la calle, hablan brevemente, pero esto cambia totalmente la vida de Juan Pablo. Él regresa a ese mismo lugar repetidas veces para volver a verla y preguntarle por qué miraba tan detenidamente “la ventanita” que aparecía en su pintura.




Analisis


A lo largo de la trama se siente siempre la presencia parisina, característico de los autores latinoamericanos que forman parte del Boom literario. Y así como en el caso de Cortázar, Sabato escribe alguna que otra frase en francés, demostrando así algo de la influencia que traían de París.


También muestra ese lado letal y mortal del amor desmedido, el amar demasiado, hasta llegar a transformarse en un hombre consumado por su propio deseo imposible. Los celos, las sospechas de otra traición similar a la que el mismo Juan Pablo estaba viviendo hacen que dé origen a pensamientos enredados en los que muestra las inseguridades del hombre.


An all consuming love.


En esta novela psicológica, Sabato nos sumerge en la mente de un asesino, un enfermo mental, un hombre cegado por sus deseos e inseguridades que se cocinan en esa caja de pandora que se le conoce como mente, que ejecuta acciones hirientes disfrazadas de amor.


Podría decirse que Sabato compara esta historia de amor con la tragedia de Shakespeare, Otelo. En el sentido de que un hombre consumido en su misma mentalidad, desconfía de la fidelidad de su amada porque otro hombre lo sugiere y le crea dudas e incertidumbres que lo llevan a la tragedia.


Las palabras y las preguntas se exponen al igual que esa lupa puesta bajo el sol, que conforme más se acerca al escrutinio, el cristal llega a crear un fuego voraz, el de la verdad y la realidad. El saber que hacía algo incorrecto le acusaba su consciencia y le perseguía.


Como se dice por ahí: amar es sufrir. Todas esas buenas cualidades que una vez dieron inicio a esa relación alucinante, son las mismas que más exasperan y hartan. Esos detalles que al principio parecían insignificantes, se magnifican como si estuvieran al frente de un lente de aumento.

“Pues yo creo que sólo lograremos hacernos un poco más de daño, destruir un poco más el débil puente que nos comunica, herirnos con mayor crueldad…”

Así como el mismo Juan Pablo piensa:

“Todo era milagroso, alucinante, y ahora todo era sombrío y helado, en un mundo desprovisto de sentido, indiferente”.

Se presenta al hombre en medio de una línea delgada entre la realidad y la fantasía; la profundidad de los sueños y la confusión con la realidad.

“Sentía que en esa casa renacían en mí los antiguos amores de la adolescencia, con los mismos temblores y esa sensación de suave locura, de temor y de alegría. Cuando me desperté, comprendí que la casa del sueño era María”.
"El hombre aquel comenzó a transformarme en pájaro, en un pájaro de tamaño humano[...] Entonces comprendí que nadie, nunca, sabría que yo había sido transformado en pájaro".


Temas del libro


- Amor desmedido, incontrolable, compulsivo e impulsivo. Amor explosivo, tan fulminante como la dinamita, que al cabo de unos segundos solo quedan desastres. Ese amor tan salvaje que está en la línea entre la cordura y la locura. Amor psicótico; ese amor enfermizo, acechante, impaciente que solo lleva a la desesperación. Ese amor pernicioso, que solo lleva a la miseria y la desolación. Ese amor nihilista, basado en nada, basado meramente en ilusiones. Amor desesperado y dependiente.

- El bien y el mal, el orgullo y la humillación. La humillación que se refiere a la bajeza de expresar sus sentimientos más profundos, exponiendo lo más vergonzoso de su ser de forma cruda y sin censura, a una persona que verdaderamente no vale la pena.

“Lo que más me indignaba, ante el hipotético engaño, era el haberme entregado a ella completamente indefenso, como una criatura”.

- Soledad. Presentándose en su máxima expresión. Las figuras retóricas que se presentan son como una catarsis para el lector.

“Sentí que el amor anónimo que yo había alimentado durante años de soledad se había concentrado en María”
“Sentí como si el último barco que podía rescatarme de mi isla desierta pasara a lo lejos sin advertir mis señales de desamparo.”

- La piedad, la compasión, la lástima y vulnerabilidad a ser lastimado y lastimar a la otra persona.





¿Por qué El Tunel?


El título, al igual que muchos otros aspectos del libro, se presta a diversas interpretaciones pero te voy a compartir lo que significó para mí. Cuando leas el libro también le encontrarás tu propio sabor y sazón.


Para mí, el túnel simboliza la vida en general, la forma en la que cada individuo la vive y la siente. En ocasiones, nos encontramos con personas que, así como lo pone Sabato, vemos solo desde una 'ventanita'. En su momento, pensamos que esa persona está viajando de forma paralela a nosotros como si estuviera en un túnel al lado nuestro, creemos que es la persona ideal que comparte los 'mismos deseos, gustos y con la que pasaremos el resto de la vida, pero la realidad es que el tiempo nos enseña que hay personas que solo forman parte ella de forma efímera y desaparecen conforme avanzamos en el túnel. Queda solamente la resignación de que esa persona que creíamos especial, pertenece a un mundo ajeno al nuestro y no hay nada que podamos hacer para cambiarlo.



Al terminar mi segunda lectura del libro, recordé una estrofa de la canción 'Alevosía' de Luis Eduardo Aute, que expresa en pocas palabras lo que Sabato ejemplifica de forma esotérica y metafísica en su novela. Canción que me mostró un amigo, al que vi por la ventanita de mi túnel.

"Más que amor, lo que siento por tí es el mal del animal [...]Es el alma que se encela, con instinto criminal, es amar, hasta que duela, como un golpe de puñal" Fragmento de Alevosía, Luis Eduardo Aute.

Te comparto el enlace si quieres comprar el libro en Amazon, esta disponible en diversos formatos y variedad de precios. Si lo lees, cuéntame, ¿qué interpretación le diste al túnel?