• Pily Castillo

7 razones para leer Literatura clásica

Desde que era adolescente comencé a interesarme por los grandes clásicos de la literatura. Hoy, muchas personas, en especial los más jóvenes, me preguntan por qué me gustan tanto esos libros 'tan largos y aburridos'.


Aunque soy de la opinión de que nunca debemos de leer algo solo porque está de moda o que no nos gusta, en este artículo quiero enlistarte razones que pueden motivarte a darle una oportunidad.


1. Aprendes sobre tu pasado y el de otras personas.


Los libros clásicos son una excelente herramienta para descubrir hechos de nuestros antepasados y del modo de vida de ese entonces. Te darás cuenta de que los problemas e inquietudes que tenían las personas siglos atrás, no han cambiado mucho de los que vivimos ahora en el siglo XXI. De una u otra forma, lograrás identificarte con las circunstancias de los personajes y en ese momento te das cuenta de que aún seguimos conectados con los libros clásicos.

“Aquel que no conoce su historia, está condenado a repetirla”.

2. Adquieres conocimientos generales sobre mitología, historia y otras ciencias


Según el tipo de literatura clásica que leas, así será el conocimiento que obtendrás. Es decir que, si lees libros clásicos griegos como La Odisea o La Ilíada, aprenderás mucho sobre los dioses griegos, sus ritos y rituales sagrados, sus jerarquías y su forma de vida e incluso degustarás de un tipo diferente de prosa o lírica. Además, gracias a su amplias descripciones, podrás identificar datos sobre la arquitectura del lugar, la tecnología de la época, entre otros.


Te sucederá lo mismo si tienes la oportunidad de leer libros antiguos mayas como el Rabinal Achí o el Popol vuh, ambos libros muestran la forma de vida que tenía la cultura maya y cómo alguno de esos vestigios continúan en sus países de orígen.



3. Amplías tus temas de conversación


Gracias a que los clásicos tratan temas muy diversos, nunca te quedarás sin temas de conversación, ya que siempre podrás compartir o ampliar los datos que has aprendido de esos libros. Por ejemplo, si lees Moby Dick aprenderás los arduos trabajos que se realizaban en los barcos balleneros y la lucha constante que se tenía por conseguir el preciado aceite que provenía de las ballenas.


Aunque pienses que son datos que no te sirven en el día a día, tarde o temprano saldrán en un tema de conversación y podrás dar una opinión acertada sin quedarte afuera.



4. Tus intereses se expanden


Puedes iniciar con un libro clásico inglés, tal vez con uno de los más populares como de William Shakespeare o Jane Austen. Te puedes ir de país en país y encontrarás una amplia gama de libros y temáticas diferentes que te permitirá seguir aprendiendo de la literatura alemana, francesa, latinoamericana, entre otros.


Conforme continúes con la lectura, lo más probable es que te suceda como a mí, que comencé con algunos clásicos de las hermanas Brontë y Jane Austen. Luego, me fui tras la literatura de otros países como la rusa o la clásica árabe.


5. Tus estándares se elevan


Después de leer a los grandes pensadores del pasado, apreciar su forma y estilo de escritura, tu mente lectora se va modificando de acuerdo a los estándares altos de elocuencia, congruencia y sentido de la lectura. Gracias a que muchos de esos libros tienen una estructura compleja y elaborada, es probable que cuando leas un libro moderno genérico o popular, lo encuentres poco retador y no llene tus expectativas.




6. Lees de primera mano a quienes influyeron a los escritores contemporáneos


No es un secreto que muchos escritores contemporáneos, así como guionistas, tomen a escritores clásicos y sus obras para inspirar su trabajo en ellas. Por ejemplo, la saga Percy Jackson de Rick Riordan esta basada en los clásicos de la mitología griega; la película Ni idea (1995) está basada en Emma de Jane Austen.




7. Te seguirás maravillando


Siempre que leas un libro clásico, sin importar su índole, terminarás con conocimiento nuevo y te verás con la necesidad de compartirlo con otras personas. Es increíble la cantidad de temas que se aprende de ellos. Eso te dará el deseo de seguir descubriendo ese inmenso universo del pasado.



Dale una oportunidad a los clásicos y encuentra tu próxima aventura.


SOBRE LA AUTORA

Pily Castillo

@thebestofisela


Pily Castillo es una lectora empedernida desde los 15 años de edad y cinéfila desde siempre. Le agrada ver las situaciones desde un punto de vista diferente al de los demás y le encantan los retos intelectuales que le dan los libros clásicos. Dato curioso: El libro más largo que ha leído es Anna Karenina, de 1,080 páginas.


2 comentarios