• Andrés Beltanien

Los cinco elementos de la Ficción | Introducción

Actualizado: 12 de nov de 2020

Si estás pensando en escribir una novela o ya estás en el proceso de crear una, es importante que conozcas la Ficción, desde sus bases hasta lo más específico como lo son las partes de un diálogo. Hoy te traigo los cinco elementos que la componen; debemos aprender a dominarlos todos y darle la importancia que se merecen.


No me refiero a que te vuelvas un perfeccionista o sobreanalices todo lo que escribes, pero ten en cuenta que cada elemento es crucial para crear una buena historia.



Antes de entrar a detalle, veamos qué es ficción según Alexander Steele, maestro de la Gotham Writer's Workshop, la identidad que definió los elementos.

Ficción: Una historia inventada que se cuenta utilizando únicamente palabras. (Técnicamente, todo libro que no esté basado en hechos reales, es ficción).


Actualmente existen dos tipos: La de género, que busca entretener y divertir, y la literaria, que intenta expresar algo sobre la condición humana. Hoy en día, una buena novela contiene un poco de ambas.



ELEMENTOS


Algunos de ellos tienen tipos y subtipos, y se podría ahondar mucho sobre eso, sin embargo, por el momento, me enfocaré en lo básico.


1. Trama


La trama es la organización de la historia. Ésta debe responder y girar alrededor de la gran pregunta dramática. Por ejemplo, en Los Juegos del Hambre, dicha pregunta es: ¿Podrá Katniss ganar los juegos y regresar con su familia al distrito 12?



La trama se conforma de un arco dramático compuesto por:

  1. Planteamiento: Se expone el contexto de la historia y se presenta a los personajes. Acaba cuando estalla el conflicto.

  2. Nudo: Contiene la mayor parte de la acción y es donde el protagonista se enfrenta a los obstáculos.

  3. Desenlace: Se resuelve el conflicto y se responde la gran pregunta dramática.


2. Personajes


Este es el único elemento de la ficción que logra empatizar con el lector y hace que no quiera dejar del libro. Un buen personaje debe parecer de carne y hueso, tan real como nosotros, incluso si es un oso parlante


Personajes de la literatura infantil

Es de crucial importancia que el personaje tenga un deseo que lo mueva y que corresponda a la gran pregunta dramática. Siguiendo el ejemplo de Los Juegos del Hambre, el deseo de la protagonista (Katniss), es ganar la competencia, y eso es lo que mueve la trama al responder la gran pregunta dramática.



3. Diálogo


Este elemento es tan crucial, que en el mundo de la televisión existe la profesión de dialoguista, quien se encarga de dar forma a los diálogos para que parezcan reales. Si lo pensamos, las personas no nos expresamos como lo hacen los personajes de los libros y las series de televisión, pero pareciera que así lo hacemos, y ese es el truco de un buen diálogo.



Un buen diálogo debe contar con un objetivo, ya sea el de informar o mostrar la condición de un personaje. La naturalidad de éste es algo que se va aprendiendo con el tiempo.

Si quieres aprender cómo no deben ser los diálogos, te recomiendo que veas cualquier capítulo de La Rosa de Guadalupe.



4. Punto de vista (PDV)


Se trata de quién cuenta la historia y desde qué punto de vista. Se compone de un narrador y un tipo voz; su objetivo principal es que el lector se sienta cómodo con la narración, y eso se logra con la naturalidad. La autenticidad es lo primordial.



  • Narradores: Primera persona (yo narro la historia), segunda persona (el lector es el protagonista; mayormente usado en los libros de autoayuda) y tercera persona (lo narro todo desde afuera). Cada uno tiene sus subtipos.

  • Voces: Informal, coloquial, formal y lírica.



5. Tema


Al igual que un recipiente, este elemento contiene los otros cuatro. El tema usualmente no está en el título, los protagonistas no lo mencionan, el narrador tampoco ahonda en él o lo describe explícitamente en párrafos, pero, como lector, lo identificas a través de pequeñas acciones y diálogos. A veces resulta convirtiéndose en la moraleja.



En Crepúsculo, el tema es el deseo. En Harry Potter, es el amor (de amigos, padres, etc.). En Matilda, es el abuso de poder hacia los niños. La mayoría de veces, el autor no lo elige a consciencia.

En lo personal, este es el único elemento de la ficción con el que no debes estar pendiente, ya que se desarrollará solo conforme escribas la historia.


En artículos posteriores, ahondaré en cada elemento y te enseñaré cómo usarlos con ejercicios y actividades sencillas. Incluso, podrás identificarlos en los libros que lees y también aplicarlo en tus escritos.


¡Continúa escribiendo!... crear ficción es una carrera de resistencia.


SOBRE EL AUTOR

Andrés Beltanien

Instagram: andresbeltanien


Andrés estudia un Bachelor en Escritura Creativa y escribe literatura infantil desde los 13 años. Puedes leer una de sus historias aquí.

Dato curioso: Sus series favoritas de televisión son Dance Academy y Avatar: La Leyenda de Aang, y ahora se sumó Grey's Anatomy.


  • Beltanien y Castillo
  • Andrés Beltanien
  • Pily Castillo