• Andrés Beltanien

Pastel de aceite de oliva inspirado en la parábola de Las diez vírgenes

Quizá ya escuchaste la parábola de las diez vírgenes (Mateo 25:1-9, la Biblia), en la que diez muchachas van a cierto lugar a recibir al novio. Cinco de ellas, que son prudentes, llevan aceite de oliva (en ese entonces se usaba como combustible), por si se les apaga la lámpara, mientras que cinco insensatas deciden no hacerlo, lo que les trae consecuencias cuando se aparecen los novios.

Usando ese aceite de oliva como inspiración, te presento este rico pastel.

Las vírgenes

Pastel de aceite de oliva


Ingredientes

  • 5 huevos (usaremos cuatro claras y cinco yemas)

  • 1 limón grande (su ralladura y el jugo)

  • 3/4 taza de aceite oliva extra virgen

  • 3/4 taza de azúcar

  • 1 taza de harina cernida


Procedimiento


0. Precalienta el horno a 175º Centígrados/347º Fahrenheit.


1. Cierne la harina en un bol e incorpora la ralladura de limón. Revuelve ambos ingredientes hasta que se unifiquen. (Mi sobrino me ayudó en este paso)


2. Separa las claras de las yemas (cuatro claras y cinco yemas). Coloca las yemas en un bol grande y bátelas a velocidad alta durante dos minutos, hasta que la consistencia quede espumosa.


3. Luego, pausadamente, añádele a las yemas solo media taza de azúcar y vuelve a batir a velocidad alta por tres minutos, hasta que la consistencia quede cremosa (como en la foto). En este punto, es momento de verter el aceite de oliva con lentitud y batir a velocidad lenta.


4. Agrégale dos tercios del jugo de limón a la mezcla y bate otra vez a velocidad alta. Cuando esté bien unificado, comienza a echar la harina por cucharones y bátelo conforme lo hagas.


5. En un recipiente aparte, echa el jugo de limón en las cuatro claras y bátelas a punto de nieve. Seguido, agrégale el cuarto de azúcar sobrante y vuelve a batir. La consistencia debe quedar como en la foto.


6. Por último, agrega las claras batidas a la mezcla de las yemas y la harina. Hazlo de a poco, e incorpóralas con una paleta, con movimientos envolventes y suaves. Esta parte requiere de mucha paciencia, pero es esencial para que el pastel quede esponjoso.


7. Engrasa el molde (o los moldes, como lo decidí hacer yo) con mantequilla a temperatura ambiente e introdúcelo en la parrilla media del horno.


8. Hornéalo de 40-45 minutos, hasta que veas la corteza de color dorado. Retíralo y déjalo enfriar.


¡Disfruta este esponjoso pastel!


Si intentas prepararlo, estaré encantado de saber cómo te quedó. Puedes escribirme a mis redes sociales.


SOBRE MÍ


Andrés Beltanien

@andresbeltanien


Me encanta leer literatura de autoayuda, chick lit, middle grade y suspenso. Actualmente estudio un Bachelor en Escritura Creativa (me fascina escribir historias para niños), y trabajo como distribuidor independiente de Herbalife Nutrition desde hace siete años. La repostería me relaja en mis tiempos libres, pero no tanto como escribir.

Dato curioso: Me gusta sentir nostalgia.

  • Beltanien y Castillo
  • Andrés Beltanien
  • Pily Castillo