• Andrés Beltanien

Los 10 derechos del lector

No importa si eres un lector constante o esporádico, cuentas con derechos que puedes ejercer en cualquier momento, derechos que fueron definidos por el escritor francés Daniel Pennac. Por eso, en esta ocasión te los comparto.


1. El derecho a no leer

No tienes que estar leyendo en todo momento o leer una cantidad monumental de libros al año. Tienes derecho a no leer y no sentirte menos lector por ello.



2. El derecho a saltarte páginas

¿Quién no se ha encontrado con libros repletos de descripciones largas o temas que no interesan? Tienes todo el derecho a saltártelos, aún si significa dejar de leer cien páginas.



3. El derecho a no terminar un libro

Todo lector se ha topado con lo que llamo un libro equivocado, esos que aburren, indignan o deseamos que acaben pronto... no estás obligado a terminarlo, eso no te hace un desertor. Como dijo Javier Ruescas:

"La vida es muy corta y hay muchos libros por leer, como para estar leyendo algo que no os gusta".

4. El derecho a releer

Sí, puedes leer el mismo libro una y otra vez. Laura Gallego, autora española de fantasía, cuenta que cada año relee La historia interminable de Michael Ende; está en todo su derecho.


5. El derecho a leer cualquier cosa

En la vida te encontrarás con lectores que desprestigian a otros por lo que leen o no leen. Tú tienes derecho a leer lo que se te plazca sin sentirte mal por ello.


6. El derecho a confundir la ficción con la realidad

A veces nos gustaría vivir en el mundo de los libros... podemos perder un poco la cordura de vez en cuando y mezclar lo que leemos con lo que vivimos. Es totalmente válido.


7. El derecho a leer en cualquier sitio

Siempre y cuando tengas un libro a la mano, puedes leer donde se te ocurra.


8. El derecho a hojear un libro

Antes de comprar un libro, tienes todo el derecho a hojearlo para ver su contenido. Si el libro está emplatiscado, puedes pedirle a un librero que te lo abra.



9. El derecho a leer en voz alta

Este es un derecho que requiere de prudencia... no te pondrías a leer en voz alta en un hospital o en el velorio de una persona. Ante todo, el sentido común.


10. El derecho a estar callado

Puedes guardarte tus opiniones sobre el libro, tu razón para elegirlo o tu razón para haberlo dejado sin terminar. No tienes que darle explicaciones a nadie, ni se las debes.


Existen muchos más derechos que estos, pero descubrirlos depende de ti... todo queda a tu criterio. Si tienes más por agregar, compártemelos en los comentarios, estaré encantado de conocerlos.


SOBRE MÍ

Andrés Beltanien

@andresbeltanien

Me encanta leer chick lit, middle grade, suspenso y motivacionales cristianos. Actualmente estudio un Bachelor en Escritura Creativa, y trabajo como distribuidor independiente de Herbalife Nutrition desde hace siete años. Si quieres leer una de mis novelas cortas de fantasía totalmente gratis, haz clic aquí.

Dato curioso: No puedo concentrarme cuando hay ruido.